Te has hecho alguna vez un Blanqueamiento Dental?
Bueno, no es nada del otro mundo. Básicamente existen dos opciones para
blanquear tus dientes:  blanqueamiento en casa y blanqueamientos de
oficina. Ambos tienen sus pros y contras, cualquiera que te hayas realizado
seguramente mejoró la estética de tu sonrisa.

Pero acá te paso 4 consejos básicos que van a optimizar los resultados de cualquier blanqueamiento que te hagas en el futuro y te van a ayudar a mantenerlos en el tiempo.

  1. Combinar blanqueamiento en oficina con blanqueamiento en casa:
    Si aprovechamos la eficiente y rápida acción de un tratamiento con luz o láser hecho en oficina y seguidamente hacemos un retoque con
    blanqueamiento en casa, podremos alcanzar un tono más blanco. Además, cada 6 meses a 1 año podremos usar esas fundas para mantenimiento.
  2. Dieta: La otra parte de la tarea la tenemos en mantener una dieta adecuada, reduciendo el consumo de alimentos o bebidas que tiñan el esmalte e incluir otras que ayuden a mantener el blanco de tus dientes. Por ejemplo, bajar el consumo de té o café, espinacas o frutos rojos. Y aumentar la ingesta de agua y lácteos.
  3. Higiene:Nuestra rutina diaria de higiene y los controles odontológicos períodos impiden la acumulación de placa bacteriana, sarro y manchas sobre el esmalte.
  4. Tabaquismo: Además de sus conocidos efectos nocivos contra tu salud dental y general, el tabaco contribuye a oscurecer el esmalte de tus dientes. Así que reducir o eliminar por completo su uso te ayudará a conservar por más tiempo el tono blanco de tus dientes. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *