Una pregunta muy común que recibimos los odontólogos es cómo implementar una dieta saludable no solo pensando en factores generales como control de peso, y evitar enfermedades, sino complementando una buena salud oral.

Así que les paso varios tips sobre alimentos:

 Comer entre horas

De las primeras cosas que muchos hacen al iniciar alguna dieta para perder de peso, es aumentar el número de ingestas diarias. Y está bien, pero también pensemos en qué está pasando a nivel del medio oral.

Por lo general la boca se encuentra en un estado de “reposo”,  con un grado de acidez balanceado. Sin embargo cuando comemos el entorno se vuelve ácido. De hecho se necesita un período de 40 minutos después de comer, para que la boca vuelva a su estado de acidez normal.

Entonces entre más comas entre horas más se alargará el proceso de normalización.

Qué debemos hacer para compensar?

Super simple! después de una merienda hacemos un enjuague con un colutorio bucal sin alcohol o agua. También ayuda, masticar chicle o tomar agua.

 Evitar el azúcar 

Además de las ya muy comentadas consecuencias del dulce en el funcionamiento de nuestro organismo, sabemos que el azúcar es el gran enemigo de los dientes.

Por la misma razón de la que venimos hablando, crea el ambiente ideal para el desarrollo de caries… un ambiente ácido.

Además debemos tener cuidado con alimentos que parecen ser sin azúcar pero realmente lo tienen escondido como los jugos de frutas, los cereales o algunas comidas precocinadas.

Es mejor comer una naranja que tomar jugo de naranja embotellado, por ejemplo.

La leche es otro de estos alimentos engañosos, aunque contiene calcio que es bueno para los dientes, también tiene azúcar.

Especial atención merecen los niños, ya que se pueden quedar dormidos con el chupón en la boca o no cepillarse bien los dientes después de tomar leche y esto contribuye a la formación de caries.

 Ácido = enemigo de los dientes

Siempre les digo a mis pacientes que el ácido es al esmalte dental el equivalente de la Kryptonita para Super Man…

El Esmalte Dental es el tejido más fuerte de nuestro cuerpo, pero el ataque ácido causa su disolución química.

Después de ingerir una bebida ácida como un jugo o un té de frutas, se recomienda beber un vaso de agua para enjuagar la boca y diluir el ácido.

No se debe cepillar los dientes en un tiempo menor a los 40 minutos de haber comido o bebido alimentos ácidos, ya que al cepillar el diente después del ataque ácido puede causar más desgaste.

En fin, es interesarte darse cuenta de que muchas veces al hacer una dieta pensando en tener beneficios para nuestra salud, podemos perjudicar nuestros dientes. Un ejemplo muy común son las personas que toman el jugo de un limón en ayunas “para adelgazar “, o las que saturan de limón o vinagre las ensaladas.  Esto se traduce en mucha pérdida de esmalte, que acarrea sensibilidad dental, desgastes, pérdida de restauraciones, etc.

Este es el motivo de la información que les doy. Para que con conocimiento modifiquemos hábitos que no van tan bien y reforcemos lo bueno que estemos haciendo.

Nos vemos!

Dra. Fernanda Da Cruz

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *